Miguel Trujillo : “La crisis del COVID-19 ha paralizado muchos proyectos nuevos”


El pasado 26 de noviembre, la Asociación Provincial de empresas de refrigeración, aire acondicionado, ventilación y calefacción de Las Palmas (AIRACON) elegía a Miguel Trujillo, de la empresa Serviproyec 2004, como nuevo presidente.

Tras casi un mes en el cargo, especifica que la crisis actual, derivada del COVID-19, “afecta el mantenimiento de las instalaciones al cerrar hoteles y restaurantes, así como también ha paralizado muchos proyectos nuevos”.

En cualquier caso, se trata de “un sector muy activo, ya que, en climatización, tanto en doméstico como en empresarial, siempre ha estado presente el tema del aire acondicionado y la calefacción, y en cuanto a refrigeración, también está en activo por las empresas dedicadas a la distribución de alimentos, restauración y hostelería”.

En este sentido, Trujillo espera que “las administraciones públicas liciten mantenimientos de las instalaciones existentes, que a su vez mejoren la eficiencia energética de estas y las adapte a los nuevos reglamentos”.

Por otro lado, el nuevo presidente considera que lo más importante es “paliar la ilegalidad del sector, porque hay empresas que se han dado de baja y siguen prestando servicios”, así como hay que crear un “Plan de residuos de refrigerantes, ya que en Canarias no tenemos planta para tal fin”.

Por último, propone contribuir con los centros de enseñanza del sector para “exponer nuestra experiencia a los futuros frigoristas”, así como desvela que hay otros temas de importancia sobre la mesa, pero que aún están “en estudio y desarrollo”.

El pasado 26 de noviembre, la Asociación Provincial de empresas de refrigeración, aire acondicionado, ventilación y calefacción de Las Palmas (AIRACON) elegía a Miguel Trujillo, de la empresa Serviproyec 2004, como nuevo presidente.

Tras casi un mes en el cargo, especifica que la crisis actual, derivada del COVID-19, “afecta el mantenimiento de las instalaciones al cerrar hoteles y restaurantes, así como también ha paralizado muchos proyectos nuevos”.

En cualquier caso, se trata de “un sector muy activo, ya que, en climatización, tanto en doméstico como en empresarial, siempre ha estado presente el tema del aire acondicionado y la calefacción, y en cuanto a refrigeración, también está en activo por las empresas dedicadas a la distribución de alimentos, restauración y hostelería”.

En este sentido, Trujillo espera que “las administraciones públicas liciten mantenimientos de las instalaciones existentes, que a su vez mejoren la eficiencia energética de estas y las adapte a los nuevos reglamentos”.

Por otro lado, el nuevo presidente considera que lo más importante es “paliar la ilegalidad del sector, porque hay empresas que se han dado de baja y siguen prestando servicios”, así como hay que crear un “Plan de residuos de refrigerantes, ya que en Canarias no tenemos planta para tal fin”.

Por último, propone contribuir con los centros de enseñanza del sector para “exponer nuestra experiencia a los futuros frigoristas”, así como desvela que hay otros temas de importancia sobre la mesa, pero que aún están “en estudio y desarrollo”.